Publicidad

Qué debes tener claro antes de contratar una cuenta nómina

Las cuentas nómina son un producto con una gran presencia dentro de los productos financieros más usuales. Se trata de una cuenta a la vista que posee unas características especiales que es mejor conocer antes de una contratación de este producto.

CUENTAS NOMINA

Dentro del panorama de las cuentas bancarias, las cuentas nómina surgen como un producto más especializado que la cuenta a la vista tradicional y orientado a la domiciliación de ingresos, generalmente nóminas pero también pensiones o ingresos regulares.

Las cuentas nómina

Por las características que posee, y por el objetivo al que se destina, se trata de un tipo de cuentas con una gran importancia dentro de las finanzas personales ya que se convierten en el eje central sobre el que pivota buena parte de nuestra economía doméstica.

En la actualidad todas las entidades bancarias poseen su propia oferta de cuenta nómina, más aún, las diferencias entre unas y otras son en algunos casos muy grandes ya que no es un producto financiero con las características comunes a toda la oferta. Es decir, podemos encontrar una variedad amplia relacionada generalmente con las bonificaciones y los servicios añadidos.

Probablemente, si hubiera que citar características comunes entre todas las cuentas nómina serían aquellas que son también comunes a las cuentas a la vista en general, es decir, la operativa tradicional de cualquier cuenta a la vista. Una operativa que nos permite no sólo domiciliar nuestros ingresos sino también gestionar nuestros gastos, realizar transferencias, vincular tarjetas, etcétera. Todos los servicios financieros que pueda proporcionar una cuenta a la vista deben estar presentes en una cuenta nómina como punto de partida.

Características particulares de la cuenta nómina

La característica fundamental de estas cuentas ya viene definida en su propio nombre y es que para su contratación va a ser necesario domiciliar una nómina. Esto es elástico, no todas las cuentas se circunscriben exclusivamente a una domiciliación de nómina  o pensión sino que también es posible contratarlas a partir de ingresos regulares sean o no domiciliados.

Una de las cuestiones a tener en cuenta antes de contratar cuentas nómina es que no todas van a exigir el mismo nivel de ingresos a la hora de la contratación para disfrutar de los servicios y bonificaciones. Lo que sí es cierto es que casi todas para exigir un importe mínimo a los ingresos independientemente de ser nómina u otro tipo de ingreso. En algunos casos incluso se pueden solicitar condiciones adicionales, aunque no es frecuente.

Podemos afirmar que, como generalmente ocurre con la mayoría de productos financieros, cuantas más bonificaciones y elementos añadidos se nos ofrezcan en la cuenta mayor va a ser el nivel de exigencia en los ingresos, pero también en otro tipo de condiciones para la contratación como pueden ser la permanencia. Esto es algo muy unido por ejemplo a los regalos por domiciliación denomina como veremos más adelante.

En estas cuentas, como ya hemos dicho, podemos realizar las operativas más comunes de las cuentas corrientes tradicionales:

  • Domiciliación en nuestros ingresos
  • Domiciliación de recibos y gastos
  • Asociar tarjetas tanto de crédito como de débito
  • Retirada de dinero en cajeros automáticos
  • Realizar transferencias tanto entre las cuentas propias como otras cuentas
  • Emitir o ingresar cheques

Del mismo modo que cuando contratamos una cuenta a la vista, debemos saber que una cuenta nómina va a poder ser usada como producto base para contratar otros productos, es decir, se puede asociar perfectamente a productos de financiación o de ahorro y ser tomada como referencia a tal efecto.

En este post descubrimos cómo son y dónde encontrar las cuenta que devuelven dinero de recibos domiciliados.

CUENTAS REMUNERADAS

Cuentas nómina y comisiones

Generalmente, la primera ventaja que se nos suele ofrecer en la contratación de la cuenta nómina es eliminar o reducir las comisiones. Aún en este caso, y por lo que pueda ocurrir en el futuro, nunca está de más saber cuáles son las comisiones que no estamos pagando, como funcionan cuando si se pagan y los importes que pueden llegar a tener.

Las comisiones que pueden aplicarse a una cuenta nómina son las siguientes:

  • De mantenimiento
  • De administración
  • Por orden de transferencia
  • Por ingreso del cheque
  • Por emisión y mantenimiento de tarjetas
  • Por disposición de efectivo en cajeros de otras entidades

Hay que tener claro que hoy en día una gran mayoría de las cuentas nómina que se ofrecen en el mercado productos bancarios español eliminan las comisiones. Esto es relevante ya que supone un ahorro importante, sin embargo, nunca está de más conocer cómo funcionan y cómo pueden llegar a aplicarse. Hay que tener en cuenta que si el banco en algún momento cambia las políticas relacionadas con las comisiones, salvo haber firmado cláusulas de prevalencia en las que se contemplen dichos cambios, podemos perfectamente romper de manera unilateral el contrato firmado y cambiar de entidad.

Cosas a tener a valorar sobre las cuentas nómina

A la hora de valorar las cuentas nómina como producto adecuado o no para nuestros intereses es importante centrarse en primer lugar en las posibles ventajas.

La primera ventaja ya la hemos citado, la reducción de costes en las comisiones. Ahora bien, hay que precisar que hoy en día esto es también fácilmente obtenible en las propias cuentas a la vista, con lo que no se convierte en una ventaja única de las cuentas nómina.

Después de la reducción de comisiones, viene una serie de características comunes entre todas las ofertas de cuentas bancarias, por lo que siempre hay que revisar muy a fondo lo que se nos está ofreciendo. Las más habituales serían las siguientes:

Tarjetas gratuitas. Una parte muy importante de la oferta de cuentas nómina ofrecen también gratuitas en la contratación en paralelo de las tarjetas de crédito y débito. Sin embargo, esta realidad no es la misma en todas las ofertas ya que en algunos casos sólo alcanzará a los costes del primer año o de un periodo de tiempo limitado, y en otros casos podrá ser ilimitada esta ventaja pero vinculada a un consumo determinado de la tarjeta. Incluso podemos encontrar tarjetas gratuitas para siempre sin condiciones, pero son las menos.

Rentabilidad. Aunque cada vez en menor medida, siguen existiendo cuentas nómina que ofrecen rentabilidades para los saldos del cliente. Lo más usual en este caso es que se trata de rentabilidades o bien durante un periodo de tiempo limitado o bien para una cantidad limitada, cuando no una combinación de ambas cuestiones.

Posibilidad de devolución de recibos. Se trata de una herramienta que ha ido ganando importancia dentro de la oferta de cuentas nómina ya que, efectivamente, puede ser útil bien utilizada. En este caso la entidad nos propone la devolución de un porcentaje de los recibos que hemos domiciliado de gastos comunes. Esta evolución, en metálico, se acredita en la propia cuenta. Es básico saber que independientemente del porcentaje de devolución que se nos proponga, debemos fijarnos en el límite de bonificación de este beneficio ya que nunca superará dicho límite y por tanto no se trata de unificar todos y cada uno de nuestros recibos sino de hacerlo hasta una cantidad determinada a partir de la cual ya no se aplicará bonificación alguna.

Regalos por domiciliación de nómina.  Los regalos por domiciliar nuestras nóminas han sido un clásico de las cuentas bancarias a lo largo del tiempo. Esto tenía que ver con una manera de entender la banca muy diferente al actual en la cual el cliente casi era un usuario cautivo de por vida a una entidad determinada. En la actualidad los regalos por domiciliar nomina han ido decreciendo de manera que son pocas las entidades que los ofrecen. Generalmente se trata de dispositivos electrónicos, o productos muy concretos. En este caso hay que tener en cuenta el valor de los productos, pero también hay que tener en cuenta que generalmente aceptar un regalo por domiciliar nómina va a suponer aceptar un periodo de permanencia amplio en la cuenta, periodo que si se rompe supone una penalización importante ya que habrá que hacer frente a los gastos que se nos impongan en relación al regalo, así como es posible que la cuenta sufra una modificación en sus condiciones.

Descuentos y devoluciones. Este es otro elemento muy frecuente dentro de las cuentas nómina que se asocia generalmente también a las tarjetas. Lo más habitual es el acceso al descuento en combustible que puede rondar entre el 1% y el 3%, pero también podemos encontrar otro tipo de descuentos relacionados con comercios, compras por internet, etcétera.

Hay que tener claro que las cuentas nómina son un punto de referencia muy importante para el banco a partir del cual se nos puede ofrecer en condiciones preferentes el acceso a otros productos, generalmente productos de financiación, productos de inversión, ahorro y seguros.

Cuanto mayor nivel de vinculación aceptemos mayor nivel de exigencia los ofrecer al banco pero, sobre el papel, también mayor bonificación y ventajas añadidas. Es fundamental no perder de vista los costes que los productos vinculados suponen ya que en algunos casos la acumulación de estos costes puede sobrepasar de largo el ahorro que obtenemos dentro de las otras ventajas de la cuenta.

CONTRATAR CUENTAS NOMINA

Cómo elegir la mejor cuenta nómina para ti

Teniendo claros todos los elementos que hemos repasado hasta ahora ya vas a poder formarte una idea general de lo que representa contratar una cuenta nómina, sin embargo, si nunca has contratado antes una de estas cuentas vas a tener que enfrentarte una decisión que no es sencilla.

Lo primero que deberías valorar es que independientemente de lo que la publicidad diga no existe una cuenta nómina perfecta.  Esto es así porque las circunstancias de cada persona son diferentes, habrá personas a las que les interese acceder a los límites máximos de exigencia y bonificación, ya que esta exigencia les convenga por cualquiera de los motivos ya citados, desde el acceso preferente a otros productos hasta la puesta en valor de los regalos por domiciliación de nómina. Pero también habrá quienes busquen una cuenta nómina sin grandes complicaciones, sólo con eliminación de comisiones y acceso gratuito a las tarjetas. Definir lo que necesita sin dudas el primer paso para acertar en tu cuenta nómina.

Por supuesto debes analizar las exigencias de ingresos que el banco que solicita, también el volumen de operaciones que te solicita para la gratuidad de las tarjetas (si es que lo hacen) y el nivel de vinculación mínimo exigido.

A partir de lo anterior deberías valorar el tipo de operativas que la cuenta que ofrece, es decir, cómo va a funcionar la cuenta en relación a tu día a día, si su red de cajeros es la adecuada para tu interés, si los costes de extracción de cajeros ajenos son más elevados o menos elevados, si la gratuidad de las transferencias se refiere sólo a un número determinado de transferencias o de manera ilimitada…

Por supuesto de revisar también las comisiones o su ausencia. Es importante tener claro que comisiones son las que han eliminado o reducido, aquellas que han sido eliminadas o reducidas con carácter ilimitado o aquellas que lo son con determinadas condiciones. Generalmente sólo se nos van a aplicar comisiones relacionadas con la extracción de dinero en cajeros ajenos o la extracción de dinero con tarjeta de crédito pero conviene tener claro todo esto antes de contratar nada.

Por supuesto debemos repasar, como ya hemos dicho los requisitos de contratación. Una cuenta nos puede parecer fantástica, pero si exige una nómina de 2000 € y nosotros no disponemos de dicha nómina difícilmente lo vamos a poder contratar. Como ya hemos indicado anteriormente, a mayores niveles de bonificación mayores niveles de exigencia, por tanto revisa esto bien antes de perder tu tiempo en un producto que tal vez no podrás contratar.  En cualquier caso debe saber que en los últimos tres años la exigencia de contratación ha disminuido bastante con lo que la mayoría de estas cuentas hoy en día son realmente accesibles incluso para nóminas bajas.

La permanencia es un elemento que siempre debes tener muy en cuenta. La permanencia se va a exigir generalmente o por una cantidad muy elevada de bonificaciones o por haber accedido a un regalo por domiciliación. Las permanencias mínimas suelen rondar los 24 meses, por tanto no es una cuestión baladí ya que nos obliga a mantener la cuenta activa durante ese periodo de tiempo cumpliendo las condiciones que se nos hayan ofrecido. Por otro lado, este compromiso de permanencia suele también aparejar un acuerdo de prevalencia, lo que significa que en caso de una modificación de la política de comisiones de la entidad durante el periodo de permanencia podríamos llegar a estar atados y sufrir el cambio. Es cierto que esto es discutible, y que probablemente pueda ser modificable pero conviene tenerlo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>