Publicidad

¿Cuál es la diferencia entre los pagarés a la orden y no a la orden?

A la hora de realizar pagos, debemos tener en cuenta que existen distintas opciones. Los pagarés se postulan como una de las opciones más fiables, por lo que a día de hoy gran cantidad de empresas confían en su sistema. Sin embargo, tal y como ocurre con todo, existe un abanico de tipos de pagarés que conviene conocer antes de poder aceptarlos, como pueden ser los pagarés a la orden y no a la orden. Por todo ello, en este artículo destacaremos cuáles son las diferencias existentes entre ellos y las ventajas que existen en cada uno de ellos.

wallet-1013789_1280

Es imprescindible conocer qué significa endoso para saber la diferencia

Para poder conocer las diferencias existentes entre pagarés a la orden y pagarés no a la orden, debemos prestar atención a cuál es el significado de la palabra endoso. La razón reside en que dicha cláusula aparece en los pagarés a la orden y posibilita a la persona beneficiaria del documento poder cederlo a un tercero, que será el endosatario. Podremos poner “páguese a la persona” de manera literal para que únicamente ella o la empresa que incluyamos pueda cobrar el pagaré, por lo que se convierte en un método realmente seguro.

Si hablamos de pagarés a la orden debemos destacar que se trata de un efecto comercial por el que el emisor se obliga a pagar un determinada cantidad que aparece en el documento a una persona o empresa en un plazo fijado. Este tipo de pagarés posibilitan que la persona legítima beneficiaria realice una cesión del pagaré a un tercero a través del endoso. 

Por otro lado, en cuanto a pagarés no a la orden, consiste en el mismo efecto comercial, pero tiene algunas diferencias. En este caso, el emisor no permite que el título pueda cederse a través de endoso y únicamente podrá ser cedido por medio de una cesión de crédito. Se trata de un contrato por el que una determinada empresa tiene compromiso para transferir a otra un crédito que tiene a su favor. En este caso, se trata de un trámite que es más costoso y complejo que un endoso.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas entre ellos?

La ventaja de un pagaré a la orden es la cesión por endoso. De este modo, tiene mayor rapidez y flexibilidad en la transmisión. En el pagaré no a la orden encontramos que es un proceso mucho más dilatado en el tiempo y supone un engorro. Si no se presenta la necesidad de tener que descontar el pagaré para poder percibir financiación a corto plazo, provocará que sea más lento en momentos donde la agilidad es clave.

Asimismo, otra desventaja es que el poseedor del documento suele perder la vía ejecutiva para poder reclamar el cobro en caso de impago o bien de devolución. En caso de querer evitar la situación, las entidades de financiación que descuentan los pagarés no a la orden tienen la función de confirmar que el emisor del pagaré tiene la notificación de la cesión para así poder asegurarse al plazo de vencimiento que el destinatario reciba el pago.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>