Abrir cuenta corriente

| septiembre 14, 2011 | 33 Comentarios

Quien no posea una cuenta corriente y viva en España, de seguro puede ser mirado como alguien extraño. Pero sin embargo, muchas personas no saben cómo abrir una cuenta corriente, qué ventajas pueden llegar a obtener, qué costos o comisiones bancarias se les puede cobrar a la hora de la apertura una cuenta de este tipo. Asimismo, aún existen muchas personas que todavía no han abierto una cuenta corriente, sea por miedo, por no cumplir con los requisitos o por pensar que existen otros lugares que son mejores para guardar su dinero.

Si usted es una de las personas que señalamos que aún no tiene una cuenta bancaria a su nombre, lo más recomendable y probable es que al menos, si es trabajador en relación de dependencia, deba abrir una cuenta corriente para domiciliar su nómina. Es decir, abrir una cuenta a la vista o de ahorro en un banco o caja en la que autoriza a su empresa a ingresar su salario cada mes.

¿Qué son las cuentas a la vista?

Las cuentas a la vista, tales como muchas de las cuentas nómina (por no decir todas) son productos que sirven de soporte operativo para centralizar operaciones habituales como el ingreso de nóminas y el pago de recibos. Se caracterizan por:

  • Liquidez total
  • Sencillez y pocos requisitos de apertura
  • Posibilidad de tarjetas de débito y/o crédito asociadas a la cuenta
  • Posibilidad de domiciliar nóminas y pagos (recibos de luz, teléfono, alquiler y otros servicios), sacar dinero de cajeros y realizar transferencias

Lo que tiene que saber es que, en estas cuentas suele cobrarse comisiones de administración y gastos de mantenimiento anuales. Pero existen una serie de cuentas corrientes sin comisiones que nosotros recomendamos verificar antes de abrir una cuenta. Asimismo, observe bien que se puede cobrar comisiones por transferencias, por utilizar cajeros que no pertenecen a la misma red, por ser titular de una tarjeta de crédito, por descubiertos en cuenta, etc.

¿Cómo abrir una cuenta corriente?

Con la tecnología de nuestro lado, la sencillez se apoderó de los trámites bancarios, sin embargo para formalizar la apertura de la cuenta es necesaria la firma de un contrato escrito en el que se reflejen las condiciones y las obligaciones y derechos que deben cumplir ambas partes. En este sentido, cualquier persona física puede abrir una cuenta corriente en un banco de su elección si cumple con los requisitos necesarios, y si la firma del banco está presente para formalizar y aceptar el contrato.

En muchos países europeos existe la tendencia legislativa de que cada banco debe ofrecer una cuenta con requisitos mínimos para que todos puedan abrir una cuenta corriente. En España, desgraciadamente, no existe dicha normativa, y entonces los bancos y cajas son libres para admitir o no como cliente a una determinada persona física o jurídica, de acuerdo con el principio de libertad de contratación.

¿Qué se necesita para abrir una cuenta corriente?

Además de los requisitos particulares de cada empresa, como algún mínimo de aportación o permanencia, la entidad bancaria debe asegurarse de: la capacidad jurídica de su cliente la identidad de su cliente, el domicilio del contratante, el uso que dará a la cuenta y la posibilidad de que tenga algún tipo de prohibición bancaria.

Asimismo, el cliente tiene derecho de exigir la más completa información sobre las condiciones de apertura, gestión y cierre de su futura cuenta. Y esta obligación para el banco se prolonga a lo largo de toda la vida del contrato y que toda modificación posterior de las condiciones del contrato debe serle notificada y recibir su autorización. Sin su autorización la modificación no tendrá efecto.

Volviendo al tema, es importante que a la hora de abrir una cuenta corriente es fundamental decidir por que tipo de cuenta bancaria queremos optar y realizar una comparativa de las cuentas bancarias en el mercado. Por ello, sepamos que existen las siguientes:

  • Cuenta corriente: Depósito a la vista, en la cual podemos gestionar nuestros ingresos y pagos.
  • Cuenta de ahorro: Depósitos de dinero a la vista, el titular puede obtener el dinero depositado en su cuenta en cualquier momento. Su principal diferencia con las cuentas corrientes ha sido que ofrecen mayores intereses.

¿Cómo abrir una cuenta corriente online?</