Diferencias entre Cuentas Mancomunadas y Cuentas Indistintas

| marzo 22, 2016 | 0 Comentarios

Es muy común el hecho de las cuentas bancarias en las que existe más de un titular, éstas cotitularidades de las cuentas puede venir dadas desde por motivos meramente personales hasta profesionales, y como decimos resultan francamente comunes, sin embargo, no todas las opciones de cotitularidad son iguales y el funcionamiento de las cuentas en función del modelo elegido tampoco lo será.

¿Qué me da el banco por mi nómina?

Fundamentalmente distinguimos dos modelos de cuentas con más de un titular; las Mancomunadas y las Indistintas.
Cuentas Mancomunadas y Cuentas Indistintas

Las cuentas mancomunadas, también conocidas como conjuntas, resulta ser cuentas bancarias en las que hay dos o más titulares, y en las que será necesaria la autorización de todos los titulares a la hora de realizar cualquier operación. Está modalidad puede dotarse de herramientas en las que se defina sobre qué tipo de operaciones, o qué tope de cuantías, puede realizarse una operación sin todas las firmas, e incluso, establecer proporcionalidad en el número de firmas necesaria para las operaciones en caso de más de dos titulares.

¿Qué número de cuentas necesitas realmente?

Este tipo de cuentas son relativamente comunes en el ámbito profesional, a la hora de afrontar pagos concretos entre socios de la empresa por ejemplo, pero también tienen su sitio en el ámbito personal en aquellos casos en los que se desea vincular la realización de cualquier operación de la cuenta a la conformidad de los titulares.

Por su parte las cuentas indistintas, también conocidas como solidarias, son cuentas en las que también hay dos o más titulares, pero cualquiera de los titulares va a poder autorizar las operaciones tanto de pagos como de retirada de fondos, en definitiva cualquier operación. En este tipo de cuentas no es necesaria la aprobación del resto de titulares para ninguna operación, por lo que se trata de una cuenta más vinculada con el ámbito familiar, en el que, por ejemplo, una pareja comparte sus ingresos y gastos.

La cotitularidad de una cuenta obviamente es una decisión personal o profesional, que, se entiende, que cuando se toma es por un beneficio común, sin embargo hay que tener en cuenta que también puede generar algunos problemas; si por ejemplo uno de los titulares sufre un embargo de cuentas, estas cuentas también son embargables y lo harán en proporción al saldo disponible y el número de titulares, no entendiendo en este caso el embargo de otra cuestión que no sea la proporcionalidad.

Categoría: Guía del Usuario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed